Una hernia es una bolsa o saco que se forma por la debilidad en la capa de un músculo, tejido o membrana, los cuales se encargan de mantener a un órgano en su sitio.

La hernia hiatal o de hiato se produce cuando la parte superior del estómago se desplaza hacia delante y a través del músculo grande que separa el abdomen del tórax o diafragma.

El diafragma tiene un pequeño orificio o hiato que se conecta con el esófago y estómago. En la hernia hiatal, el estómago empuja hacia arriba para pasar por este orificio e ingresar en el tórax.

Si tu hernia hiatal es pequeña no genera problemas y en algunos casos, nunca te darás cuenta que tienes una, hasta realizar un examen.  Sin embargo, una hernia de hiato grande hará que la comida y el ácido se regrese por el esófago, generando acidez estomacal.

Hay una gran variedad de medicamentos para aliviar todos los síntomas; pero si la hernia hiatal es muy grande puede requerir cirugía para eliminar todas las molestias.

Síntomas de la hernia hiatal

Acidez estomacal

Regurgitación de comida o líquido a la boca

Reflujo ácido o regreso de ácido estomacal al esófago

Dificultad para tragar o pasar alimentos

Dolor abdominal o en el pecho

Sensación de sentirse lleno poco después de comer

Falta de aire

Vómitos con sangre

Heces de color negro, lo cual puede indicar sangrado gastrointestinal


Causas

Edad, frecuentemente en personas mayores de 50 años

Obesidad

Tabaquismo

Lo ideal es que ante cualquier síntoma acudas con tu médico para que realice los estudios necesarios y determine el tratamiento indicado. Agenda una cita en Cirugía de Obesidad DOCS.